6 mar. 2011

MOMEMTUM


En nuestro largo transitar por la vida, tenemos instantes en que nos dedicamos a la contemplación exterior. Por ejemplo, cuando contemplamos un bello paisaje como el que adorna este mensaje. Hay otros instantes en los que contemplando a un bebé, nos decimos: Cúanta sabiduría, pureza  y amor hay en él ! Encontramos todas las virtudes reunidas en éste pequeño ser.


Igualmente cuando entro en mi mundo interior, tomo un momento para encontrarme en soledad, meditar, extasiarme y descubrir mundos maravillosos. Es aquí cuando realizo que éste es mi verdadero Momentum, esta es mi Verdad y me digo: Prodigio la vida ! Pródigo el Ser que me ha creado!... para mi, este es mi mejor MOMENTUM.


Este MOMENTUM en mi vida va adherido a mi cerebro y como una voz interna que tintinea constantemente me dice: estás en tu eterno presente, en esa línea horizontal en la que puedes desplazarte. En cuestión de micras de segundos estoy en el pasado y en el futuro. Solo debo abrir mis brazos como si estuviera dibujando una cruz y en un zas...! ya tengo el mundo entre mis brazos. Habito ese tiempo que no tiene límite y paso de un un punto al otro.

No necesito mapas, ni calendarios, ni relojes. Solo necesito de mi  MOMENTUM para absorver y transitar por  todos los puertos del tiempo.

Autora: Cecilia Zevallos Petroni

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vosotros sois luceros que alumbran el sendero que me lleva al inconmensurable espacio infinito. Mil gracias por dejarme vuestra estela luminosa.