6 mar. 2011

LAS PEQUEÑAS CUERDAS QUE NOS ATAN


Hoy día me puse al día en la lectura y !!! zzzzas !!! apareció la palabra "cuerda" en un mensaje. Que correo más oportuno! -pensé-. Era lo que necesitaba!
El idioma francés no es mi lengua materna, entonces, al momento de mi inspiración el francés "me limita" y no deja fluir mi divino Momentum. Hay una cuerda que lo sujeta y le impide caminar sobre la alfombra blanca de mi pensamiento. Es entonces cuando me siento como Pacha - perrito, oh, perdón...! perrote de mi coatch - quien a causa de su cuerda o correa, siempre está trunco en su andar.
Pero ahora yo, por fin me he quitado la cuerda invisible y me he quedado en estado de gracia...sin amarras. En plena libertad. Y me dije: por qué no comentar o agregar algo en este segmento de mi blog? no en francés sino en español, por supuesto. Sería como saborear un postre humm..., después de un rico almuerzo, de esos que se comen allá en mi querida patria - Ecuador, más preciso en Manabí.
Mi primer impulso fue de volcar el torrente de ideas que me llegaban, vía neuronas, para luego transmitirlas. Todo se hizo estallido y las ideas comenzaron a expandirse a través de mi cerebro. Esta energía no se pudo detener, las cuerdas salieron sobrando. Entonces la energía se diseminó libremente, atravezó cables...ups...digo arterias. Llegó y salió por mis dedos, conectándose insofacto al teclado del ordi.
El resto de lo que vaya a pasar cuando mis mensajes salgan al espacio cibernético no lo sé. Solo intento ser sincera y transparente para comunicar mi pensamiento a través de este blog.
Ufff... que alivio ! me siento como "Juan Salvador Gaviota" para dar picadas en círculos, picadas rectas o picadas diagonales en este aire cibernético.

Autora: Cecilia Zevallos Petroni

1 comentario:

  1. Que bellos u sinceros pensamientos estimada Ceciely,tan agradables tus escritos,llevando muchas autenticidades.
    Un saludo.

    Acuario azul.

    ResponderEliminar

Vosotros sois luceros que alumbran el sendero que me lleva al inconmensurable espacio infinito. Mil gracias por dejarme vuestra estela luminosa.