5 ene. 2013

ENVEJECER

Dominique Dupont (fractales e imágenes numéricas)
http://fotodo31.blog4ever.com

"Todo lo flexible y fluyente tenderá a crecer y todo lo rígido y bloqueado se marchitará y morirá" Tao Te Ching

Acabo de mirar un video donde el sol está en plena eyaculación…enviando al espacio un fuerte fluido de fuego…generador de vida y muerte…y se me ocurre hablar del envejecimiento.

Para mi la conciencia no es sino el registro donde guardamos las impresiones, experiencias, recuerdos, alegrías, tristezas, etc, etc, que acaecieron desde que despertamos al mundo hasta hoy.

"Antes de ser adiestrada, la conciencia es solo un campo de energía e información; es la facultad que permite a la mente tener pensamiento antes de que el pensamiento tenga presencia real. Comparado con una sola expresión de materia y energía, ya sea un átomo o una galaxia, el campo cuántico es incomparablemente más poderoso, pues tiene el potencial de generar infinitas combinaciones de acontecimientos de espacio-tiempo que nunca han acaecido.

La conciencia es capaz de generar nuevos impulsos mentales, que a su vez generan nuevas informaciones biológicas, tu conciencia es mucho más poderosa que cualquier pensamiento que pudieras tener. Conservar ese potencial creativo es la característica del no envejecer; renunciar a él en favor de hábitos, ritos, creencias rígidas y conductas repetidas desde hace mucho tiempo es característica del envejecimiento.

La conciencia tiene el poder de cambiar el envejecimiento, pero es una espada de doble filo: tanto puede curar como destruir."

De niños, nuestra consciencia era como la cera fresca, sin ninguna huella. A la vejez, esa misma conciencia ha sido condicionada multitud de veces y la cera se ha vuelto frágil y marcada por millones de huellas. Los cuerpos viejos reflejan esa rigidez que se siente en todas las células del cuerpo. Las células son como una esponja que recogen todo lo que ocurre en tu cuerpo.

El condicionamiento es uno de nuestros peores enemigos, la imitación se restringe a lo que vemos oímos, tocamos…es decir a lo que nuestros sentidos nos informan y así formamos nuestro patrón de vida. Quedamos marcados por las primeras palabras que escuchamos cuando nacimos…m-a-m-á y p-a-p-á…luego se nos impregnan los olores de la leche materna, el perfume de mamá o de algún medicamento, los colores de las flores, las voces, la magia de la luz…Esto se ha quedado tan impregnado que difícilmente se borrará.
Para cada uno de nosotros el proceso de aprendizaje que nos enseña a envejecer es complejo y jamás termina. Involucra actitudes heredadas de la familia, los padres y la sociedad desde los primeros años.

Hemos visto a nuestros abuelos y padres envejecer y nos parece tan natural este proceso que por similitud tendrá que acaecer de la misma manera en nosotros. Nuestra conciencia está adaptada para que el proceso de envejecimiento se continúe como una cadena irrompible.

Hace miles de años Shankara, el más grande sabio de la India dijo: "La gente envejece y muere porque ve a otros envejecer y morir". Como proceso físico, el envejecimiento es universal y según todas las apariencias, inevitable, pero hay sociedades en que la gente comparte estilos de condicionamiento muy diferentes, influyendo en ellas, el modo y filosofía de vida, la alimentación, el medio ambiente y sobre todo un cambio de consciencia, abrirse a otros estilos de vida, a otras culturas donde los resultados de una vida saludable y prolongada es su marca de felicidad.

"Hay un aforismo que el difunto Norman Cousin hizo famoso: "La creencia crea la biología" Nunca se dijo nada tan cierto como el envejecimiento. Nuestra heredada expectativa de que el cuerpo se gastará con el tiempo, acompañada por hondas creencias de que estamos destinados a sufrir, envejecer y morir, crea el fenómeno biológico que denominamos envejecimiento. La vida es consciencia en acción. Pese a las millares de horas de grabación que programan nuestras reacciones, continuamos viviendo porque la conciencia halla nuevas maneras de fluir. Siempre está disponible el lado positivo de la consciencia:su capacidad de curar".

El ser humano tiene la capacidad de la creatividad y que como brecha de fuego, sale de improviso, invade nuestro consciente y nos propulsa a un espacio sin tiempo donde pernoctamos en estado de éxtasis, es aquí donde fluye y se transforma nuestra biología molecular produciéndose cambios y sensaciones sorprendentes en nuestro organismo lo que da como resultado el rejuvenecimiento celular. 

***

(Artículo inspirado en el pensamiento del Dr. Deepak Chopra.)