6 mar. 2011

LA ALEGRÍA

“La verdadera alegría no tiene nada de visible o de tangible, es una alegría que se produce de la sola sensación de existir".

La alegría es un estado del alma y del espíritu. Nosotros podemos alegrarnos con cosas materiales, efímeras o con sentimientos de un momento. Pero recordemos que todo pasa en la vida. Lo que en este momento es, en otro momento no lo será. Entonces esta es una alegría transitoria.

La Verdadera Alegría, esa que llega con nuestro ADN y se recrea solamente con el hecho de tener vida, esa que se extasía en los momentos de contemplación y de Pura Verdad, esa es la verdadera alegría.

Solo la parte intangible de nuestro SER, nos pertenece. Solo la parte intangible de la naturaleza –su belleza- nos pertenece. Nuestras ideas, nuestros momentums, nuestras creaciones, el amor que surge de nosotros, nos producen Verdadera Alegría,(no el amor que nos ata).

La alegría que depende de otras personas o de cosas exteriores, no es nuestra verdadera alegría. Sepamos distinguir las dos caras de la ALEGRÍA.

La gente muy pobre que nunca ha conocido la comodidad ni la abundancia, (clase paupérrima) es la clase que encuentra su verdadera alegría en las cosas simples. Muchos llaman a esto “conformismo”, yo diría que han encontrado su pura alegría en la abstinencia.

Podríamos también encontrar verdaderos personajes de la historia llamados“mártires” por haber practicado la abstinencia. Como el caso de ciertos profetas, religiosos(as), etc., que se regocijaron compartiendo su alegría simplista, a través del tiempo y del espacio.

Este modus vivendis les pertenece, es solo de ellos y proviene de ellos, entonces es en esos estados de gracia donde brilla la VERDADERA ALEGRÍA.

Autora: Cecilia Zevallos Petroni


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vosotros sois luceros que alumbran el sendero que me lleva al inconmensurable espacio infinito. Mil gracias por dejarme vuestra estela luminosa.